Cómo romper con el sedentarismo

Más contenido de: Vida saludable

La actividad física regular es un componente esencial para llevar una vida saludable. Romper con el sedentarismo no solo mejora la salud física, sino que también tiene beneficios significativos para la salud mental y emocional.

En nuestra sociedad moderna, donde los trabajos de escritorio y las actividades recreativas pasivas son comunes, es más importante que nunca adoptar medidas conscientes para incorporar más movimiento en nuestra rutina diaria.

Qué es el sedentarismo

El sedentarismo, definido como el tiempo que se pasa sentado o realizando actividades de baja energía, es un problema prevalente en la sociedad actual. Contrarrestar este estilo de vida inactivo requiere un esfuerzo consciente para moverse más durante el día.

Pequeñas acciones, como usar las escaleras en lugar del ascensor, caminar durante las reuniones telefónicas o establecer recordatorios regulares para levantarse y estirarse, pueden tener un impacto acumulativo significativo en nuestra salud.

Beneficios de la actividad física regular

Incorporar la actividad física en nuestra rutina diaria trae consigo una multitud de beneficios para la salud. Desde mejorar la salud cardiovascular y aumentar la fuerza y flexibilidad, hasta ayudar en la regulación del peso y reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Además, el ejercicio regular también puede tener efectos positivos en la salud mental, incluyendo la reducción de los síntomas de depresión y ansiedad.

Cómo empezar a romper con el sedentarismo

Romper con el sedentarismo no significa necesariamente inscribirse en un gimnasio o comprometerse con un régimen de ejercicio intenso.

Comenzar puede ser tan sencillo como realizar caminatas cortas regularmente, hacer pausas activas durante el día o participar en actividades recreativas que requieran movimiento físico. Lo importante es encontrar formas de actividad física que sean placenteras y sostenibles.

Ideas para realizar más actividad física

Durante el trabajo, pasamos muchas horas sentados y es el punto más crítico y donde podemos influir más en nuestra salud. Te proponemos un listado de ideas que puedes aplicar en tu día a día y ayudar así a tu salud:

  • Levántate cada 30-60 minutos.
  • Toma las escaleras siempre que puedas.
  • Programa breves pausas o alarmas en tu teléfono móvil como recordatorio para moverse
  • Propón hacer las reuniones de pie con tus compañeros.
  • Acércate al escritorio de un compañero de trabajo en lugar de enviarle un correo electrónico o llamarle.
  • Aprovecha para hacer estiramientos de la parte superior del cuerpo, flexiones de piernas, o movimientos con los hombros cada 45 o 60 minutos
  • Cuando hables por teléfono levántate

Y por supuesto, sigue las recomendaciones de actividad física de la OMS para hacer actividad física aeróbica periodicamente.