Calendario de temporada de frutas y hortalizas

Más contenido de: Vida saludable

¿Alguna vez has experimentado la explosión de sabor que ofrece una fresa recién cosechada o el dulzor natural de un tomate madurado al sol?

Si aún no lo has hecho, estás a punto de descubrir un mundo lleno de colores, texturas y aromas que pueden revolucionar tu manera de comer y, más importante aún, de vivir.

No se trata solo de comer, sino de nutrirte. La naturaleza, en su infinita sabiduría, tiene el secreto: productos de temporada.

¿Sabías que las frutas y verduras que crecen en su temporada natural no solo saben mejor, sino que también contienen más nutrientes?

Sí, al elegir estos alimentos, estás optando por una bomba de vitaminas, minerales y antioxidantes esenciales para tu cuerpo.

Imagina esto: es primavera, y tu cuerpo anhela frescura, alimentos ligeros y mucha hidratación.

Es el momento perfecto para disfrutar de fresas, espárragos y guisantes frescos. Y conforme avanza el año, estos alimentos darán paso a otros, permitiendo que tu dieta evolucione y se adapte a lo que realmente necesitas en cada momento.

El impacto en tu bienestar

Pero comer productos de temporada va más allá de satisfacer tus papilas gustativas. Es una decisión que impacta directamente en tu bienestar. Durante el invierno, necesitas alimentos que te ayuden a reforzar tu sistema inmunológico, como los cítricos ricos en vitamina C. En verano, con el calor en su punto máximo, nada mejor que frutas y verduras con alto contenido de agua para mantenerte hidratado.

Además, al elegir alimentos de temporada, estás reduciendo la ingesta de productos que han sido almacenados durante largo tiempo y que, para mantener su aspecto fresco, suelen ser tratados con conservantes y sustancias químicas. En cambio, lo que pones en tu plato está en su estado más puro y beneficioso.

Apoyo a la agricultura local

Tu elección también tiene un efecto poderoso en el medio ambiente. Al preferir productos de temporada, apoyas la agricultura local y sostenible, contribuyes a la reducción de la huella de carbono y fomentas la biodiversidad.

Es un acto de responsabilidad y amor, no solo hacia ti mismo, sino también hacia el planeta.

Calendario de temporada en PDF

Así que, la próxima vez que estés en el mercado o supermercado, detente un momento. Observa, huele y, si puedes, saborea. Deja que tus sentidos te guíen hacia los productos que están en su mejor momento.

Haz de cada comida una oportunidad para cuidarte, deleitarte y, de paso, hacer del mundo un lugar mejor. Porque comer según la temporada no es una moda, es volver a conectarnos con nosotros mismos y con la naturaleza que nos rodea.

Te dejamos una guía en PDF para que puedas consultar que tipo de alimento puedes consumir en cada mes del año.